Los usos productivos de la energía renovable tienen un papel determinante en el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades rurales latinoamericanas; conocer cuáles han sido las principales aplicaciones y la información generada en casos exitosos, permite generar una plataforma de conocimiento e identificar lecciones aprendidas derivadas de su implementación. Acá mentamos en breve resumen el Estado de Arte en usos productivos de los sistemas de energía sostenible; pero, hay un iniciativa mayor, loderada por el PNUD/SURF, cuyo objetivo es identificar y documentar las experiencias exitosas en relación a los usos productivos de energía, sus impactos en los nivles de ingreso de los usuarios finales; y el manejo sostenible de los recursos naturales.

En setiembre del 2022 representantes de los gobiernos de 147 países firmaron la Declaración del Milenio de las Naciones Unidades. Los ocho objetivos propuestos en esta Declaración son:

  1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
  2. Lograr la enseñanza primaria y universal.
  3. Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer.
  4. Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años.
  5. Mejorar la salud materna.
  6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
  7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.
  8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

En su primer objetiv y teniendo en cuenta que muchas zonas rurales latinoamericanas viven en condiciones de pobreza, sin acceso a los mercados energéticos convencionales; la electrificación rural y los usos productivos de la energía se convierten en herramientas para hacer frente a este desafío del Milenio. Al respecto las experiencias ya realizadas pueden servir para un análisis que ayude a no repetir errores y a fortalecer el manejo del conocimieno intra-regional, todo lo cual se cree que se puede promover a través de la gestión institucional de cada una de las oficinas de país de PNUD.

La aplicación de los usos productivos de la energía está generalmente orientada a satisfacer necesidades individuales y comunales de carácter agrícola, principalmente para la producción de alimentos, y en menor proporción, abastecimiento de agua, educación y salud.

Las principales aplicaciones del los usos productivos de la energía están relacionadas a las particularidades de cada zona, es decir, las aplicaciones finales varían de comunidad a comunidad, así como a la disponibilidad de las fuentes de energía renovable. En la región centroamericana, por ejemplo, las principales actividades productivas están vinculadas a las demandas requeridas en los ciclos productivos de los cultivos como el café, maíz y otros para el despulpado, trituración y molido de los mismos, utilizando principalmente el potencial micro-hidro. En algunas zonas, se integran otras aplicaciones comunitarias como son la iluminación para centros públicos y acceso al agua potable.

Existen las siguientes categorías de intensidad en uso:
Uso Moderado: significa un mercado a nivel regional poco desarrollado.
Uso Bajo: significa que en al menos cinco países de la región se han identificado experiencias.
Uso Muy Escaso: significa pocas experiencais aisladas a nivel de país, sin reaplicación en otros países.




    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: