Al emplear la técnica del decapado, en lugar de realizar un dopado de diferente intensidad en el lado frontal de la oblea, se elimina sencillamente la capa superior de alto dopado en las zonas sin contactos. El decapado se efectúa después de la metalización. A una superficie de alto dopado, realizado por el método clásico de difusión, se aplican primero los contactos metálicos. En el siguiente paso, una impresora especial de chorro de tinta imprime una capa protectora de cera en los contactos,  de modo que el decapado, que se efectúa con una mezcla de ácido fluorhídrico, ácido nítrico y agua, sólo afecta la superficie restante. Un baño posterior de potasa cáustica elimina tanto la máscara de cera como el silicio decapado, debajo del cual aparecerá la capa de silicio de débil dopado n.

Para que el emisor funcione es imprescindible quitar la capa muy uniformemente y en un grosor de 50 nanómetros. Una forma de controlar este proceso es mediante la concentración y la duración de actuación del ácido. Si falta esta precisión necesaria, también en este caso se reducirá la eficiencia.

Anuncios



    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: