Archivo para enero 5th, 2012


A pesar de las varias ventajas provistos por los sistemas de potencia convencional, los siguientes beneficios medio ambientales, económicos y técnicos han llevado al gradual desarrollo e integración de los sistemas DG:

  1. Debido al rápido crecimiento de la carga, la necesidad para el aumento de la generación convencional se enfrenta a continua depleción de las reservas de combustibles fósiles. Por consiguiente, muchos países están mostrado interés por los recursos de energía renovable / no convencional como una alternativa.
  2. Reducción de la polución medio ambiental y el calentamiento global actúa como un factor clave en la preferencia de recursos renovables sobre los combustibles fósiles. Como parte del Protocolo de Kyoto, los Estados Unidos de América, el Reino Unido y muchos otros países han planificado reducir la emisión de gases de efecto invernadero (productos de carbón y nitrógeno) como parte para hacer frente a cambio climático y calentamiento global. Por consiguiente, ellos están trabajando en nueva generación de energía y políticas de utilización para dar soporte a la utilización de estas fuentes de energía. Se espera que la explotación de los DERs ayuden a generar amigable potencia limpia con muy poco impacto medio ambiental.
  3. La DG provee un buen lugar para realizar lo que es co-generación, trigeneración o plantas CHP por ulización del calor residual para aplicaciones comerciales, domésticas y/o industriales. Este incrementa la eficiencia de energía total de la planta y también reduce polución térmica del medio ambiente.
  4. Debido a la inferior densidad de energía y dependencia de las condiciones geográficas de la región, los DERs son generalmente unidades modulares de pequeña capacidad. Estos son geográficamente extendidas y usualmente localizados próximo a las cargas. Esto es necesario para viabilidad técnica y económica de las plantas. Por ejemplo, las plantas CHP pueden ser ubicadas muy próximos a sus cargas calientes, dado que el transporte de calor residual sobre grandes distancias no es económico. Esto hace que sea más fácil encontrar sitios para instalarlos y ayuda en reducir el tiempo de construcción y el capital de inversión. La proximidad física de la carga y la fuente también reduce las pérdidas de transmisión y distribución (T&D). Dado que la potencia es generada a bajo voltaje (LV), es posible conectar un DER separadamente a la red de distribución de la empresa o ellos pueden ser interconectados en la forma de Microgrids (Microred). La Microgrid puede ser conectada a la empresa como un separada unidad semi-autonóma.
  5. Operaciones conectadas a red o autónomas ayudan en el incremento de la generación, mejorando así la fiabilidad y calidad total de la potencia. Por otra parte, un mercado deregulado y de acceso abierto a la redes de distribución también proveen grandes oportundiades para la integración DG. En algunos países, la diversidad de combustibles ofrecida por DF es considerado valioso, mientras en alguns países desarrollados, la escasez de potencia es tan aguda que cualquier forma de generación es incentivada para suplir a la demanda eléctrica.
Anuncios

Alrededor del mundo, los sistemas de potencia convencional está enfrente a los problemas de la gradual depleción de los recursos de combustibles fósiles, pobre eficiencia de energía y polución medio ambiental. Estos problemas han llevado a una nueva tendencia de generación de potencia localmente en el nivel de voltaje de distribución por uso de fuentes de energía renovables o no convencionales tales como gas natural, biogas, potencia eólica, células solares fotovoltaicas, células de combustible, sistemas de potencia y calor combinados (CHP), microturbinas y motores Stirling y su integración dentro de la red de distribución de las empresas. Este tipo de generación de potencia es denominado Generación Distribuida (DG) y las fuentes de energía son denominadas como “fuentes de energía distribuida” (DERs). El término “Generación Distribuida” ha sido ideado para distinguir este concepto de generación de la generación convencional centralizada. La red eléctrica de distribución llega a ser activa con la integración de la DG y aquí lo denominado como: red de distribución activa.

A finales de los 90s, la mayor problemas relacionados a la DG fueron intensamente investigados por los grupos de trabajo de la International Council on Large Electric Systems (CIGRE) y la International Conference and Exhibition on Electricity Distribution (CIRED) con sus respectivos reportes.

Varias definiciones estrictas para cada país hay para la DG alrededor del mundo, dependiendo del tamaño de la planta, el nivel de voltaje de generación, etc. Sin embargo, el impacto de DG sobre el sistema de potencia es normalmente el mismo irrespectivamente de las diferentes definiciones. De acuerdo a varios estudios de investigación, algunos universalmente aceptados comunes atributos de las DG son los siguientes:

  1. No es planificado para ser centralizado por la empresa de electricidad, tampoco de despacho centralizado.
  2. Es normalmente más pequeña que 50 MW.
  3. Las fuentes de potencia o generadores distribudiso son usualmente conectados a los sistemas de distribución, el cual son típicamente de voltajes 230/415 V hasta 145 kV.